OCTUBRE

 
HUANDACAREO,MICHOACÁN,MÉXICO
 
OCTUBRE
 
 
REGRESAR A
EVENTOS
logo
SE CUMPLIÓ EL 88 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE DON SALVADOR URRUTIA
El día 5 de octubre del 2006, se cumplieron 88 años de la muerte de don SALVADOR URRUTIA, un hombre al que las generaciones pasadas, presentes y futuras de Huandacareo, debemos recordarlo siempre, ya que junto con don NICOLAS NÚÑEZ y todos los DEFENSORES de 1918, salvaron a nuestro pueblo de ser saqueado por la gavilla de bandoleros comandados por el nefasto J. Inés Chávez García.

Pero, ¿en sí, quién era o quién fue este personaje, cuyo nombre se escucha en Huandacareo?. De acuerdo a datos proporcionados por el señor Albino Vargas, don Salvador Urrutia había nacido en la ciudad de Pátzcuaro, Michoacán, en una fecha que no se ha podido comprobar exactamente.

En 1915, tras la derrota de Pancho Villa a manos del General Alvaro Obregón, en la ciudad de Celaya, Guanajuato, donde éste perdió un brazo en combate. Muchos de los “Dorados de Villa” se diseminaron a los Estados circunvecinos, unos para ver si lograban vivir en paz, otros para cometer atropellos. En el caso de don Salvador, según nos cuenta la historia, éste llegó con los señores Iturbide, dueños de la Hacienda La Estancia, para los cuales trabajaba como Tenedor de Libros, o sea lo equivalente en cierto modo, a un Contador Público de nuestros tiempos. Esto, según lo dice don Socorro Díaz, por el año de 1916, y Urrutia había pertenecido al Estado Mayor del General José L. Prieto, de las fuerzas Villistas.

En 1918, cuando se rumoraba que Huandacareo podía o iba a ser atacado por bandoleros de Chávez García, se unió a la Defensa Civil, de la cual era Jefe don Nicolás Núñez Martínez. A Urrutia se le nombró Jefe de Operaciones Militares en el ataque de Inés Chávez a Huandacareo, aquel 8 de enero de ese año, donde previamente había distribuido a los aproximadamente 80 Defensores en 7 retenes.

Cabe señalar que Urrutia adquirió cierta experiencia de combate al andar con Pancho Villa, de ahí que supo infundir ánimo y valor, y mantener unidos a estos defensores que en su momento demostraron coraje y valentía, lo mismo disciplina, con lo que lograron sostener la plaza hasta que llegaron los refuerzos militares del General José L. Flores, y de este modo lograr la desbandada al tenebroso Chávez García y a sus huestes infernales, logrando así una victoria que quedó grabada para siempre en la historia de Huandacareo.
SEÑOR DE LA EXPIRACIÓN. FESTEJOS RELIGIOSOS EN CAPACHO. 17 DE OCTUBRE
H1672A
El Cristo SEÑOR DE LA EXPIRACIÓN del pueblo de Capacho es un bien cultural de arte colonial único, con una antigüedad de aproximadamente 250 años, su manufactura se ubica entre los siglos XVII y XVIII, por haber sido realizado en materiales que se degradan a causa de los cambios climáticos.

El Cristo de la Expiración tiene como medidas: 1.70 metros de alto y 1.57 metros de ancho.
Tallado de madera de colorín la cabeza, cadera, extremidades inferiores (de las rodillas a los pies), los brazos posiblemente usaron kiote de maguey. El tórax fue moldeado sobre una capa de tela encolada. Modelada de pasta de caña de maíz para después ser colocada otra capa de tela de algodón como refuerzo. Posteriormente su preparación, antes de la encarnación, con carbonato de calcio y aglutinante de origen animal, para ser pulido y finalmente terminado con la encarnación y barnizeta para ciertos tonos de la coloración, usando pigmentos minerales, resina Dammar, aceite de linaza y aguarrás. Ojos de cristal y pestañas realizadas con material orgánico.

El día 16 de Octubre es la fiesta principal en Cuitzeo venerando al Santo de Capacho el SEÑOR DE LA EXPIRACIÓN, evento que dura 12 días de festejos, diariamente hay un grupo musical, cohetes, misa y contingentes de procesiones. Todo el día y noche hay fiesta en las casas por la algarabía de las visitas, las cocinas despiden aromáticos olores de comida de celebración, el colorido del estreno no se ha perdido y nunca falta. La plaza llena de vendimia y loza, gritos de vendedores que se suman a esta imagen de la fiesta, en la explanada los juegos mecánicos, en el atrio las bandas y por la tarde grupos artísticos. Más música de bandas y con miles de juegos pirotécnicos, enchorizados, sin faltar el iluminado “castillo”.

Cuitzeo lleva a cabo un variado programa de festividades que inician desde principios de Octubre para culminar por la mañana del día 17, con una misa y la peregrinación por la tarde que partirá a la comunidad de Capacho, lugar de origen y donde centenares de personas están esperando la llegada de esta imagen. Este día le toca al pueblo de Capacho celebrar en grande, reciben la imagen para tenerla resguardada en su templo los siguientes 8 meses.

La celebración de la fiesta en Capacho en honor del SEÑOR DE LA EXPIRACIÓN, es una bella tradición de mucho arraigo popular entre los huandacarenses, que ya la ha hecho parte de su idiosincrasia,
 
NOVIEMBRE
Siguiente página
H88
Posteriormente a este histórico acontecimiento, don Salvador Urrutia continuó con su trabajo en la Hacienda de La Estancia, pero como aficionado al deporte del jaripeo y de la lidia de toros, se daba sus salidas a donde sabía que se realizarían este tipo de eventos, y fue precisamente en una corrida de toros organizada para un 30 de septiembre, aniversario del nacimiento de don José María Morelos, por el señor Jesús Solórzano en la ciudad de Morelia, que Urrutia fue invitado para participar en ella, del año de 1918, al estar lidiando el toro que le tocaba matar, fue embestido por el astado en forma peligrosa, muriendo el día 5 de octubre, del año mencionado, y sepultado en la ciudad de Morelia, de donde posteriormente se recogieron los restos, mismos que reposan actualmente en el lado sur, mano derecha del templo de San Jerónimo, conocido como “Templo Viejo”, de Huandacareo, Michoacán, a solicitud de la propia gente del pueblo, como un agradecimiento profundo por el gran servicio que prestó a los Huandacarenses al ser pieza clave en la hazaña heroica del 8 de enero de 1918.

Por otra parte, los Huandacarenses en honor a la memoria de este ilustre personaje, denominó con su nombre una calle, conocida como “El Patol”, lo cual debemos ir desechando y nombrar las colonias por su nombre real, o sea, llamar CALLE SALVADOR URRUTIA Y COLONIA SALVADOR URRUTIA. También la Biblioteca Pública Municipal así como un Jardín de Niños reciben el nombre de este héroe, que junto con el nombre de Nicolás Núñez Martínez y de los heroicos “DEFENSORES DE HUANDACAREO”, debemos tener presentes constantemente, pues gracias a ellos gozamos actualmente de tener un Municipio Libre y Soberano.
H1670A
no obstante que esta fiesta es propiamente de los habitantes de Cuitzeo y de la Tenencia de Capacho, lugares donde comparten la estadía de esta milagrosa imagen: a mediados de JUNIO A OCTUBRE se encuentra en el pueblo de Cuitzeo (4 meses) y a partir del día 17 DE OCTUBRE y hasta mediados de JUNIO (8 meses) es venerada en el Templo de Capacho.

Es realmente impresionante contemplar con qué fervor católico toda la gente acompaña a este cristo, sin importarles las inclemencias del tiempo (sol, lluvia, viento, polvo, etc.), y recorrer un tramo carretero de aproximadamente 7 kilómetros. Lo importante es estar cerca de él.

El día 17 de octubre, como es ya costumbre de cada año, se concentran en Capacho miles de personas venidas de muchos otros lugares de la región y de otros Estados para unirse a esta gran fiesta de los Capachenses, rendirle tributo a la imagen y solicitarle algunos favores y en otros casos, para agradecer los favores ya recibidos.

Por otra parte, cabe mencionar que a estos festejos religiosos se suman los paganos, que vienen siendo la feria y/o romería que se lleva a cabo principalmente en el Centro de Capacho, donde son instalados un gran número de puestos en que se expenden al público todo tipo de artículos, como juguetes de madera, de metal, eléctricos, así como las legendarias muñecas hechas de cartón, considerado uno de los más conocidos recuerdos que se llevan los visitantes.

Es también costumbre que en los tres días (16,17 y 18), se aproveche la visita de toda la gente en esta ribereña comunidad para disfrutar de la gran variedad de antojitos o platillos típicos del lugar, como son el mole rojo con su esponjado arroz y las “carnitas” estilo “huandacareo”, “chivo”, sopes, hamburguesas, pambazos, etc. La fruta y los dulces también hacen presencia en los puestos; y no se diga de los juegos mecánicos, solicitados especialmente para los niños, mismos que son los que actualmente se divierten más que los propios adultos.

En fin, que el 17, día central de estos festejos en Capacho, es el de mayor actividad desde la madrugada en que cantan las “mañanitas”, y a eso de las 3 ó 4 de la tarde el cristo llega a Capacho para posteriormente realizarse una concelebración en donde participan varios sacerdotes. La fiesta se prolonga hasta altas horas de la noche, donde la música de bandas se hace notoria.

Por todo lo anterior, el visitar Capacho no deja de ser una agradable tradición para participar en ella y pasarse momentos de alegría, no obstante los empujones a causa de tantos visitantes. Así que, ... ¡ VAMOS A CAPACHO !.

 
 
h1671C